• Colección completa
  • Envío gratuito a partir de 50 €
  • Plazo de devoluciones de 30 días
  • Pago seguro con Creditcard o PayPal

Cómo lavar y secar las toallas

Mucha gente no sabe cuándo es el momento de lavar sus toallas y a menudo las reutilizan durante semanas sin lavarlas (¡puaj!). Por motivos de higiene, hay que lavar las toallas al menos una vez a la semana o después de 2 o 3 usos. Para poder utilizarlas más tiempo, cuélgalas en un lugar ventilado y seco. En este artículo vamos a compartir contigo nuestros mejores consejos para lavar y secar las toallas.

#1
SEPARA
LA COLADA.

Este paso es especialmente importante si tienes toallas blancas o de colores claros, ya que si las lavas con otras prendas, pueden teñirse con los colores oscuros en caso de no separarlas correctamente. Lo mejor es lavar las toallas sin mezclarlas con otras prendas para que puedas ocuparte de ellas como se debe.

#2
CÓMO
LAVARLAS.

¿Alguna vez te ha pasado que las toallas están duras y ásperas al tacto? Eso sucede porque utilizar demasiado detergente puede dañar tus toallas y quitarles su textura suave. Para evitar eso, emplea la mitad del detergente que utilizarías para una colada normal si vas a lavar tus toallas. Lo mismo aplica para los suavizantes. Si bien huelen muy bien, ¡intenta no utilizar demasiado!

#3
A QUÉ TEMPERATURA
LAVARLAS.

¡La mayoría de las toallas deben lavarse a una temperatura alta para eliminar los gérmenes ocultos! Sin embargo, lo mejor es que laves tus toallas de colores oscuros con agua templada para evitar que destiñan. En el caso de las toallas de lino, lo mejor es lavarlas con agua fría para que no se dañen.

#4
CÓMO SECARLAS.

Debes secar tus toallas por completo después de lavarlas y de usarlas. Puedes utilizar una secadora, pero dado que el calor daña las fibras de la toalla, te recomendamos que las cuelgues. Sacude y cuelga tus toallas con cuidado en un lugar ventilado y templado, ya sea tendiéndolas fuera o en un tendedero para interiores durante el invierno.

#5
QUÉ HACER CON
LAS TOALLAS NUEVAS.

Para cuidar tus toallas nuevas, utiliza la mitad del detergente que utilizarías para una colada normal y añade media taza de vinagre blanco para reducir el desteñido. ¡Repite este paso durante los primeros 2 o 3 lavados y tus toallas parecerán nuevas durante años!

Otras propuestas interesantes