• Colección completa
  • Envío gratuito a partir de 50 €
  • Plazo de devoluciones de 30 días
  • Pago seguro con Creditcard o PayPal

¿Reciclas tus residuos domésticos?

Hoy en día existen muchos recipientes para tirar la basura, por lo que es muy fácil reciclar los residuos domésticos. Ya sea que elijas los recipientes que pone a disposición tu ayuntamiento o que compres una opción más elegante para que se convierta en un complemento de tu hogar, el reciclaje de residuos domésticos nos ayudará a proteger el futuro de nuestro querido planeta.

Es fácil convertir un espacio que no uses en la cocina, el trastero o el exterior en una área inteligente de reciclaje de residuos domésticos y aportar tu granito de arena para cuidar el medioambiente.

PLÁSTICO.

Es importante reciclar los residuos domésticos de plástico porque este material no se descompone. A continuación encontrarás una guía rápida para conocer los distintos tipos de plástico y para qué se usan, ya que no todos se pueden reciclar. La próxima vez que compres algo de plástico, pregúntate lo siguiente: ¿con qué tipo de plástico está fabricado? ¿Se puede reciclar?

1. PET - (politereftalato de etileno): plástico reciclable que se emplea normalmente en botellas.
2. HDPE - (polietileno de alta densidad): plástico reciclable que se usa en productos más rígidos, como botellas de productos de aseo personal, juguetes y botellas de leche.
3. LDPE - (polietileno de baja densidad): plástico que a veces se recicla, pero no es lo normal. A menudo se utiliza en bolsas para la ropa, botellas blandas y film transparente.
4. PS - (poliestireno): plástico reciclable que se emplea en vasos de espuma de poliestireno, cubertería de plástico, envases y suelos laminados.
5. PP - (polipropileno): plástico que no se suele reciclar y que se utiliza en envases de cartón para bebidas, pañales, pajitas y cinta para embalar.
6. PVC - (policloruro de vinilo): plástico no reciclable que puede ser tóxico. Se emplea en film para alimentos, juguetes, bolsas de plástico y muchos otros productos de uso diario.
7. Otros plásticos: esta categoría incluye todos los demás plásticos que, por lo general, no son reciclables.

PAPEL.

El papel es fácil de reciclar y es menos engorroso que los envases de productos alimenticios. Al reciclar los residuos domésticos, debes incluir todo tipo de papel, incluidos periódicos, revistas, cartas, sobres, papel de regalo y cartón. ¿Por qué no usar la papelera para tirar lo que su nombre indica: papel?

VIDRIO.

Reciclar los botellas y botes de vidrio de uso doméstico es fácil. Con un cubo de basura elegante puedes clasificar los residuos por color, lo cual ayuda a las empresas de reciclaje. Tómate el tiempo de lavar los envases de vidrio antes de reciclarlos para evitar la suciedad y la acumulación de comida.

METAL.

Al reciclar tus residuos domésticos, también debes incluir todos los botes, latas y aerosoles de aluminio y acero. Dichos recipientes son fáciles de almacenar en un recipiente aparte e incluso puedes aplastar algunos de ellos. ¡Es divertido saltar sobre los botes de bebidas!

Un almacenamiento adecuado es clave para reciclar correctamente los residuos domésticos y, con un poco de organización, cuidarás el medioambiente y ahorrarás tiempo.

Otras propuestas interesantes