Planchado

1. No hay tiempo que perder

Empieza planchando las prendas que necesiten la temperatura más baja para no tener que andar esperando hasta que se caliente del todo la plancha.

2. Adiós a las peleas con las mangas

Si vas a planchar mangas, pantalones de niños o prendas con recovecos imposibles, utiliza un planchamangas. Con esta mini-mesa de planchar todo será coser y cantar.

3. Protege tus prendas

Plancha las prendas de seda con un paño encima para que no cojan brillo. Este consejo también resulta útil para cuidar los estampados.

4. ¡Hip hip hip, hurra!

Nuestra mágica plantilla de doblado encaja en cualquier armario y es la ayuda perfecta para doblar rápida y eficientemente camisas, camisetas y jerséis.

5. La mar de útil

¿Quieres recoger todo justo después de planchar? ¡Lo que necesitas es una funda para plancha resistente al calor! Pon la funda a la plancha y ya puedes guardarla despreocupándote del tema.

6. Dos pájaros de un tiro

Si tienes una blusa o un vestido con unas cuantas arrugas, cuélgalo en el baño mientras te tomas una ducha y el vapor las hará desaparecer.

7. Cuestión de abrochar

Truquito para un buen planchado: si la funda de la mesa para planchar está demasiado floja se moverá cuando planchas y dejará arrugas en tus prendas. Usa una funda PerfectFit o estos tensores para que la funda esté siempre en su sitio.

8. Plancha-pump

Planchando se queman más de 100 calorías por hora. Y dejar el cubo de la colada en el suelo para tener que agacharse también es un excelente ejercicio de estiramiento.

Good day, to give you the best Brabantia Experience, we offer our website in several languages.
Based on your location we propose you  the next website(s):