Planchar las sábanas y las fundas de almohada: ¿sí o no?

Vamos directo al grano: planchar las sábanas y las fundas de almohada es buena idea. ¿Por qué? ¿La vida no es demasiado corta como para estar planchando la ropa de cama?

¡Pues no! ¿Qué mejor que meterte en la cama y encontrarte con sábanas limpias y tan perfectamente planchadas que parecen de hotel? Planchar la ropa de cama puede ser una forma de consentirte un poco.

A continuación encontrarás nuestros consejos para planchar las sábanas y las fundas de almohada de forma rápida y fácil. ¡Adiós a las sábanas arrugadas!

  • Las sábanas pueden fabricarse con muchos tejidos: algodón, lino, poliéster, franela y satén. Selecciona la temperatura máxima permitida para el tipo de tela en concreto. Así podrás planchar de forma fluida y eliminarás las arrugas en cuestión de minutos.
  • Plancha las sábanas y las fundas de almohada cuando todavía estén húmedas. Recógelas de la cuerda antes de que se sequen por completo o sácalas de la secadora antes de que termine el ciclo. Así será mucho más fácil plancharlas.
  • Utiliza almidón. Crea ese efecto de sábana recién planchada y almidonada que encuentras en los hoteles. El almidón hace que la ropa de cama tenga más consistencia sin que quede rígida.
  • Utiliza una buena tabla de planchar. Una tabla de calidad con funda gruesa hará que no quede ninguna arruga. Además, te resultará mucho más fácil que planchar en la mesa o en el suelo.
  • Si tienes prisa o simplemente no te gusta planchar, pliega las sábanas y luego plánchalas. Intenta no planchar el doblez para que no parezca que las acabas de comprar.

Ahora que sabes todo esto, ¿seguirás doblando y guardando las sábanas como hasta ahora (o peor, haciéndolas una bola)? ¿O vas a darte un pequeño capricho y usar unas sábanas de las que no te querrás separar?

Good day, to give you the best Brabantia Experience, we offer our website in several languages.
Based on your location we propose you  the next website(s):