Recoger con Marie Kondo

Además de «Guapa», «Oye» y «Bonita», desde hace poco tengo un nuevo apodo: Marie. Y es que, desde que salió la serie de Netflix «¡A ordenar con Marie Kondo!», yo también me he puesto a ordenar la casa. Siempre siguiendo los ya famosos principios del método KonMarie, que incluso la abajo firmante ha conseguido poner en práctica.

Quede dicho que no soy precisamente de las que disfrutan recogiendo la casa. Mi papelera de color amarillo-ocre y yo apostamos todas las semanas a ver cuánta basura puedo meter dentro antes de que no me quede más remedio que tirar la bolsa de basura en el contenedor. Y no me doy por vencida fácilmente, aunque tenga que aplastar la basura en el cubo con mis zapatillas nuevas para ganar un poco de espacio y no tener que sacar la basura.

«No me doy por vencida fácilmente, aunque tenga que aplastar la basura en el cubo con el pie»

Sin embargo, la gurú japonesa del orden, Marie Kondo, ha despertado algo en mí. Su método no aboga por lugar contra la casa, sino por luchar junto a esta para conseguir un entorno doméstico tan agradable como sea posible. Así, sujetando la enésima prenda que me había puesto cuatro o cinco veces como mucho, me pregunté a mí misma: «¿Esto me proporciona alegría?» La idea es que, si la respuesta es «sí», puedes conservar ese objeto. De lo contrario, debes dar las gracias a ese objeto por la contribución que ha hecho a tu vida o la lección que te ha ayudado a aprender, y desecharlo con cariño. Esto toma como base cinco categorías diferentes: ropa, libros, papel, komono (otros objetos) y objetos que tengan un valor sentimental.

Y créeme: soy perfectamente consciente de lo difícil e incómodo que puede ser dar las gracias a estos objetos uno por uno. El momento más irónico fue cuando me oí a mí misma dándole las gracias en voz alta a una multa de aparcamiento de Róterdam. La única lección que ese trozo de papel me había ayudado a aprender fue no volver a aparcar el coche en esa ciudad. Aunque Marie contestaría que las experiencias negativas también son lecciones que aprendemos.

 

 

 

«Me oí a mí misma dándole las gracias en voz alta a una multa de aparcamiento de Róterdam»

 

A excepción de esta escena un tanto absurda, debo admitir que recoger la casa siguiendo el método KonMarie es una experiencia especial. Hace que seas más consciente de lo que tienes y de la importancia de valorarlo. Además, los armarios de mi casa nunca habían estado tan ordenados (después de que doblara toda mi ropa tres veces), mi colección de libros está clasificada y por fin he conseguido tirar a la basura montañas de revistas antiguas.

Y como parte de la gratitud de la que habla Marie, creo que mi papelera ocre también se merece una mención de honor. Muchas gracias por tragarte (literal y figurativamente) toda esa basura (y algún que otro pie humano) semana tras semana y aún así seguir brillando como el primer día.

  1. Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Concrete Grey
    Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Concrete Grey
    € 99,00
  2. Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Mustard Yellow
    Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Mustard Yellow
    € 99,00
  3. Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Windsor Red
    Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Windsor Red
    € 99,00
  4. Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Golden Beach
    Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Golden Beach
    € 99,00
  5. Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Infinite Grey
    Cubo pedal newIcon 20 litros - Mineral Infinite Grey
    € 99,00

Sobre la autora

Femke Kamps

Creadora de contenidos digitales freelance y autora

Femke Kamps es creadora de contenido y autora del libro "Fuck the quarterlife crisis". Vive con su pareja y sus dos gatos en Den Bosch y frecuenta a menudo numerosos restaurantesde sushi. Además, es una apasionada de la ciudad de Nueva York, la fotografía y el carpool karaoke. Nadie es perfecto.

Good day, to give you the best Brabantia Experience, we offer our website in several languages.
Based on your location we propose you  the next website(s):