Con los cubos de Brabantia para la ropa, olvídese de andar acumulando “montañas de ropa”.